Router interno

El Router interno es el responsable de actualizar los datos del router y de mantener optimizada la red que depende del mismo. Se usa normalmente en empresas pequeñas y en redes domésticas para conectar un WiFi o una red LAN con Internet. Pueden ser de dos tipos inalámbricos o pueden tener el router interno por medio de cables.

Esencial en todos los hogares y empresas

El router interno es parte clave para conectarnos a la red. Sin el router no podríamos navegar por internet desde nuestra casa o empresa. Sin embargo este aparato no cuenta simplemente con una entrada y salida de un cable por donde fluye la conexión. Es más completo, y a continuación podremos hacer una breve descripción sobre los componentes del router interno y los diferentes aspectos a tener en cuenta. No nos vamos a convertir en unos expertos informáticos, pero al menos podremos conocer mejor al pequeño dispositivo desconocido de la casa, normalmente, nos lo traen, lo dejamos en el suelo o en una mesita guardadita y no lo volvemos a tocar, pero hoy te contamos algunos secretos.

Partes internas del router

La Memoria flash del router: espacio donde se guarda el sistema operativo que tiene el router. Todos los routers tienen uno y pueden ser actualizados o incluso modificarse. Si lo que queremos es darle un uso diferente a nuestro router, como puede ser convertirlo en un repetidor deberemos modificar esta memoria.

ROM: es la memoria de sólo lectura. Espacio en el que guarda los códigos de diagnóstico de forma permanente.

Fuente de alimentación: Esencial en todo dispositivo electrónico, ya que conecta a la red eléctrica con el dispositivo para que pueda funcionar.

CPU: el procesador del router es lo que hace posible que el router ejecute las instrucciones que recibe. Sirve básicamente para iniciar el aparato, para dar conexión a los diferentes dispositivos que conectemos y tener un control, puede ser más o menos potente. Algunos routers tienen varios procesadores que los hacen más potentes.

RAM: en todos los dispositivo electrónicos no puede faltar la RAM, se almacena la información y se guarda la caché, siempre que  el aparato esté encendido. En cuanto apaguemos el router, la RAM reinicia la información guardada en el mismo.

 

Parte externa de un router

En la parte externa de un router, lo que podemos encontrar son los componentes s siguientes:

Puerto serial:  los routers disponen de este apartado, normalmente los más antiguos.

Conector WAN: es el conector telefónico, el acceso con el que conecta el router a la linea externa que nos proporciona los datos y los envía hacia el exterior.

Conector LAN: pueden tener varios. Son las conexiones que unen el router con los diferentes dispositivos que tengamos conectados vía cableado, normalmente el RJ-45.

Conector SC/APC: generalmente lo tienen los routers de fibra óptica. Es donde nos llega la conexión de fibra.

LEDs: los routers traen luces LED que nos indican y nos permite conocer si el WiFi está encendido, por ejemplo, así como para verificar que nos llegan datos del exterior o hay algo que no funciona.

Antena: la inmensa mayoría de los routers disponen de una antena WiFi incorporada. Pueden tener una o varias antenas que nos ayudarán a amplificar la señal.

Interruptor encendido: básicamente el botón de encendido y apagado. Generalmente un router suele estar siempre encendido, pero si por algún motivo queremos resetearlo o apagarlo, basta con presionar el botón.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad